Català | Castellano | English
Suscríbete al Entvío | CONTACTA
Innovación ambiental al servicio de la sociedad
La Alcaldía de Bogotá aprueba un decreto de gestión sostenible de residuos de la construcción
| Noticias| 12/01/2016

El 29 de diciembre la Alcaldía Mayor de Bogotá aprobó el Decreto 586 ”mediante el cual se adopta el modelo eficiente y sostenible de gestión de residuos de la construcción y demolición en Bogotá”. Esta norma es uno de los resultados de la cooperación entre el consistorio colombiano, la Fundació ENT, la Agència de Residus de Catalunya, Gestora de Runes de la Construcció y el Ayuntamiento de Les Franqueses del Vallès para mejorar la gestión de estos residuos.

El modelo aprobado por la Alcaldía de Bogotá persigue:

- Garantizar la correcta gestión de los residuos de la construcción y demolición
- Promover la reutilización en origen de materiales y productos en las obras
- Aumentar la recogida selectiva en origen para potenciar el reciclaje y la reutilización
- Impulsar la restauración de antiguas explotaciones mineras
- Minimizar la cantidad de residuos destinados a vertedero

La propuesta de Bogotá se basa en la experiencia catalana de gestión de escombros y se adapta a la realidad de Bogotá, donde gran parte de estos residuos se vierten ilegalmente en estructuras ecológicas de la ciudad o bien en las calles, y donde buena parte de la recogida de residuos es informal. El decreto pretende integrar los recicladores tradicionales y planifica una serie de instalaciones de tratamiento y de disposición final con el objetivo de que en un horizonte cercano todas las obras incorporen un plan de gestión de residuos y que se garantice la trazabilidad de los mismos. Asimismo, las obras públicas se comprometen a emplear cada vez más materiales de construcción reciclados y habilitan antiguas explotaciones mineras para acoger escombros limpias y restaurar los espacios a las condiciones iniciales.

La Fundació ENT está redactando una metodología para que la experiencia de Bogotá en materia de gestión de escombros se pueda aplicar en otras grandes ciudades de América Latina. Con esta actividad se pondrá punto y final a la cooperación iniciada con la Alcaldía de Bogotá en el año 2013, que ha contado con el apoyo de la Diputación de Barcelona a través de la convocatoria de ayudas para el desarrollo.