Català | Castellano | English
Suscríbete al Entvío | CONTACTA
Innovación ambiental al servicio de la sociedad
Disponible y en abierto el libro “Som Natura: el repte de l’Antropocè”, en el que participa Lydia Chaparro (Fundació ENT)
| Noticias| 27/04/2020

Coincidiendo con el día de Sant Jordi se ha puesto a disposición del público y de forma abierta el libro “Somos Naturaleza: el reto del Antropoceno”, coordinado por Carles Castell y Jaume Terradas, y editado por el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona y el Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya. En un capítulo del libro participa Lydia Chaparro (Fundación ENT).

Se trata de una obra que se publicó con motivo de la exposición del mismo título en el Museo de Ciencias Naturales, y que tenía por objetivo despertar emociones y conciencias, e incitar a la acción ciudadana para sumar esfuerzos en la lucha por conservar la biodiversidad.

En el libro “Somos Naturaleza: el reto del Antropoceno”, que ha contado con la participación de una treintena de reconocidos científicos, artistas y divulgadores, entre los cuales Lydia Chaparro (Fundació ENT), se pueden encontrar excelentes reflexiones sobre el origen de la vida, la aparición y evolución de la especie humana, o la enorme riqueza que representa la diversidad biológica, pero también como la actividad humana condiciona, y a menudo destruye, la vida en el planeta.

Sin embargo, el libro muestra cómo fruto de un modelo socioeconómico insostenible y agotado, y la evidencia de que los humanos necesitamos la naturaleza para nuestra supervivencia, hay que actuar. El resultado ha sido una visión conjunta y compleja de la naturaleza -y del papel que jugamos los humanos como parte de la naturaleza-, desde la ciencia y la cultura.

El capítulo en el que ha participado Lydia Chaparro (Fundación ENT) se titula “Un mar de retos”, y se enmarca dentro de la sección “Actuamos” y está dedicado al océano. En el capítulo se mencionan los múltiples impactos que afectan al medio marino y la biodiversidad, provocando su degradación y la pérdida de servicios críticos, pero a la vez destaca buenas noticias, como el aumento del conocimiento científico y el interés creciente por parte de la ciudadanía sobre la salud de los océanos. El capítulo concluye con la necesidad de hacer una transición global hacia sistemas de consumo y producción mucho más responsables y sostenibles, y que tengan en cuenta los límites de los ecosistemas.

Enlace al libro