El municipio de Torrelles de Llobregat decidió implantar un sistema de pago por generación en la tasa de residuos municipal para ser una opción más equitativa con los ciudadanos que menos residuos generan. Antes de la implantación todos los ciudadanos pagaban una tasa fija 62,50 €. Tras la implantación se pasó a pagar una tasa fija y una tasa variable en función del número de bolsas de basura entregadas. Siete meses después de la implementación, los niveles de reciclaje se incrementaron hasta el 83% y la calidad de los materiales recogidos selectivamente había mejorado significativamente. Sin embargo, se detectaron algunos problemas como el «turismo de residuos» o el desacuerdo de una parte de la población con este nuevo sistema.

autoría

Ignasi Puig

fecha

2004

publicación

Waste Age

referencia bibliográfica

Puig Ventosa, I. (2004) Stabilizing Spain. Waste Age, Vol. 35, No. 3: 24.