En España hay al menos 275 millones de toneladas de desechos domésticos depositados en los vertederos. Se estima que un 50% del contenido es la tierra (con un poco de materia orgánica fuertemente degradada), entre el 20 y el 30% son combustibles (plásticos, papel y madera), un 10% de materiales inorgánicos (vidrio, cemento y piedras) y el resto son metales (2-5%) (en su mayoría ferrosos). Entre los materiales vertidos durante el período 1980 y 2010, hay un contenido estimado de unos 10 millones de toneladas de hierro y 1,8 millones de toneladas de metales no ferrosos, incluidos materiales muy valiosos como el oro, paladio, berilio, galio, platino y tierras raras.
La minería de vertedero tiene como objetivo la recuperación de los recursos contenidos en los vertederos. Además de un interés económico, la minería de vertedero tiene un potencial ambiental en términos, por ejemplo, de la mitigación del cambio climático y de la reducción de la presión sobre los recursos naturales escasos, y un potencial social para la creación de nuevos puestos de trabajo. Este artículo revela que este potencial, sin embargo, depende de varios factores, incluyendo la cantidad y calidad de los recursos depositados en los vertederos, la capacidad tecnológica disponible para la separación de materiales, el coste de la tecnología de extracción y la separación o el precio de mercado de ciertos recursos, entre otros.

autoría

Maria Calaf | Ignasi Puig

fecha

2015

publicación

Residuos Profesional

referencia bibliográfica

Calaf Forn M., Puig Ventosa, I. (2015) La minería de vertedero: nueva estrategia de futuro complementaria al reciclaje de residuos electrónicos en origen. Residuos Profesional