Català | Castellano | English
Suscríbete al Entvío | CONTACTA
Innovación ambiental al servicio de la sociedad
Numerosas organizaciones vuelven a pedir medidas para asegurar la recuperación de la sardina ibérica
| Noticias| 09/04/2019
  • Quince organizaciones ambientales de la Península Ibérica han mostrado su preocupación por el plan de recuperación y gestión e la sardina ibérica (Sardina pilchardus) que los gobiernos de Portugal y España han presentado a la Comisión Europea.
  • Las organizaciones, entre las que se encuentra la Fundación ENT, han hecho hincapié en que el plan presentado no reconoce la situación crítica en la que se encuentra el stock de sardina y no proporciona las medidas que permitirían garantizar su necesaria recuperación a tenor de los datos aportados por la comunidad científica.

Tras una reunión organizada en Lisboa por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES por sus siglas en inglés) para evaluar el plan de recuperación y gestión de la sardina ibérica (Sardina pilchardus), quince organizaciones españolas y portuguesas [1] se han pronunciado sobre el estado de la sardina ibérica.

En una carta enviada a la Comisión Europea, las entidades han querido remarcar que el stock de sardina ibérica en aguas atlánticas peninsulares, de gran importancia socioeconómica para varias flotas portuguesas y españolas, está sufriendo un fuerte declive. Según las instituciones científicas que lo evalúan, este declive viene ocurriendo desde hace algunas décadas y desde 2009 la población de sardina ibérica se encuentra por debajo de los límites biológicos de seguridad.

Tras la emisión por parte del ICES de un aviso de cero capturas para los últimos dos años [2], los dos Estados miembros presentaron un plan de recuperación que hasta ahora ICES había considerado insuficientemente claro o incompleto, para poder realizar su evaluación. En aquel momento, el plan propuesto fue igualmente criticado por las organizaciones portuguesas y españolas debido a la poca relevancia que, durante varios años, ha tenido el control de las capturas y a la baja protección de los juveniles de sardina.

Las entidades han querido recordar a la Comisión Europea que los recursos pesqueros son recursos públicos y, como tales, deben gestionarse en beneficio del bien común, además de garantizar la viabilidad del sector. Así mismo, señalan la necesidad de desarrollar alternativas consistentes y sostenibles que permitan diversificar a la industria, reducir su dependencia y no comprometer sus medios de vida cuando la biomasa de una de sus principales poblaciones objetivo se reduzca drásticamente (tal y como ha sucedido con la sardina). Por ello, consideran que “Confiar únicamente en un stock, y fallar en su gestión, conduce a su colapso, lo que a medio y largo plazo podría llevar al colapso del sector y a las comunidades que dependen del mismo”.

Las organizaciones han reconocido todos los esfuerzos ya realizados por el sector pesquero, así como todo el trabajo realizado por los investigadores dentro y fuera de los grupos de trabajo de ICES, para tener un conocimiento sólido del stock y las medidas que darían la mayor probabilidad de recuperación al recurso. Pero insisten en que sólo mediante el establecimiento de límites de pesca acordes con el consejo científico, así como otras medidas de gestión, se logrará el objetivo principal de la Política Pesquera Común: que todas las poblaciones de peces estén a niveles sostenibles para el 2020.

sardina-capturas

 


[1] Associação Natureza Portugal em associação com WWF, Associação Portuguesa para o Estudo e Conservação de Elasmobrânquios (APECE), Ecologistas en Acción, Fundació ENT, Grupo de Estudos de Ordenamento do Território e Ambiente (GEOTA), Greenpeace España, Liga para a Protecção da Natureza, Oceana, Observatório Marítimo dos Açores (OMA), Our Fish, Quercus, Sciaena, Sociedad Española de Ornitología (SEO), Sociedade Portuguesa para o Estudo das Aves (SPEA) y World Wildlife Fund España (WWF).