Energía
y cambio climático

La emergencia provocada por el cambio climático conlleva costosos impactos ambientales, sociales y económicos. La mitigación es una prioridad para combatir el cambio climático, ámbito en el que las administraciones públicas, ONGs y sectores económicos deberán realizar importantes esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la generación y consumo de energía, la movilidad , la gestión de los recursos y los residuos, etc. La gravedad de la situación también ha comportado el despliege de acciones de adaptación que permitan hacer frente a los impactos del cambio climático (incremento de la temperatura, episodios extremos meteorológicos, subida del nivel del mar, sequías, etc.) y los efectos negativos resultantes en la naturaleza (reducción de la tasa de supervivencia, cambios en la distribución geográfica o mortalidad de especies, etc.) y en el sistema social y económico (incremento de la pobreza en grupos poblacionales más vulnerables, impacto en la salud, disminución de la producción agrícola, reducción de la productividad laboral, daños en edificios e infraestructuras, más costes energéticos, etc.).

En este contexto, el consumo actual de energía y de otros recursos pone de manifiesto que nos enfrentamos a los límites del crecimiento, no sólo por la disponibilidad de recursos sino por los impactos que genera (cambio climático, contaminación ambiental, degradación de hábitats y especies, conflictos sociales y geopolíticos, etc.). Las políticas públicas, en el ámbito de la Unión Europea, se orientan a una mejora de la eficiencia y ahorro energético, un mayor aprovechamiento de las energías renovables, y el logro de la neutralidad carbónica. Hay que establecer objetivos ambiciosos, desde ahora y con el horizonte de 2050, no sólo para combatir los impactos derivados del actual modelo socio-económico, sino como una verdadera estrategia para favorecer el desarrollo equitativo y sostenible de la Unión Europea.

Desde ENT ofrecemos nuestros servicios a las administraciones públicas, así como a otras organizaciones públicas o privadas, que contribuyen al logro de un modelo energético sostenible y la lucha contra el cambio climático. Nuestros principales servicios son:

  • Realización de estudios para la definición de políticas o planes en el ámbito de la eficiencia energética y de las energías renovables.
  • Elaboración de planes para la ejecución de políticas energéticas con objetivos de ahorro y de aprovechamiento de energías renovables.
  • Análisis de los impactos socioeconómicos del cambio climático en el contexto de diversos sectores económicos (turismo, pesca y acuicultura, agricultura, etc.).
  • Realización de estudios que apoyan el desarrollo de estrategias y políticas de mitigación y adaptación al cambio climático en el ámbito local, regional y nacional.

Para todos los servicios, y como estrategia fundamental de nuestra concepción, asumimos que en primer lugar los esfuerzos deben centrarse en la mitigación, el ahorro y la eficiencia, seguido de la obtención de la energía a través de fuentes renovables y la adaptación.