Català | Castellano | English
Suscríbete al Entvío | CONTACTA
Innovación ambiental al servicio de la sociedad
El momento de la democracia energética
| Noticias| 29/05/2017

Juanjo Iraegui | ENT

El camino de la transición hacia un sistema energético más sostenible es un hecho que se puede constatar, no sólo por el compromiso de los Estados con la lucha contra el cambio climático, sino porque la nueva potencia de generación eléctrica instalada anualmente a nivel mundial a partir de fuentes renovables supera la de las tecnologías convencionales (World Energy Council, 2016).

Esta transición será transformadora y compleja, dado que se deberán ir reemplazando las centrales de generación eléctrica convencionales por fuentes renovables, y también se tendrá que ir sustituyendo el suministro energético para la movilidad, basado fundamentalmente en combustibles fósiles, por fuentes de energía renovable.

Este cambio de modelo puede ir más allá si también conlleva un cambio en la manera de gestionar y gobernar la energía. Sistemas de generación centralizados, propios de la primera y segunda revolución industrial, han dado lugar a empresas de integración vertical que controlan toda la cadena de valor de la energía. El aprovechamiento de las energías renovables posibilita el acceso de los consumidores a fuentes de energía distribuidas por todo el territorio para que estos también sean productores (autoconsumo). Este hecho tiene una relevancia importante y contribuye a lo que se está considerando la tercera revolución industrial (revolución digital), con lo que algunos autores denominan Internet de la energía (Rifkin, 2012). Este nuevo modelo puede facilitar una democratización de la energía y un modelo económico descentralizado.

La máxima cuota de democracia sobre la energía consumida para la ciudadanía y los pequeños consumidores, puede contribuir de manera más efectiva a los objetivos de sostenibilidad del modelo energético y muestra de ello es el reconocimiento que se da desde la Unión Europea al rol de la ciudadanía en el sistema energético a través de Clean Energy for all Europeans (European Comission, 2016).

Las ventajas de una democratización del modelo energético son numerosos: reduce la energía consumida por situar la generación en el mismo punto de consumo, y por mejorar la gestión de la demanda; incrementa la cuota de las energías renovables por posibilitar el aprovechamiento del recurso en espacios disponibles (cubiertas de los edificios); y crea nuevos puestos de trabajo y nuevos modelos de negocio vinculados a la generación distribuida y a la movilidad eléctrica.

La ciudadanía jugará un rol determinante y se convertirá en una pieza fundamental del cambio ya que en todo este proceso será quien hará las inversiones, ofrecerá el recurso para la captación de la energía, integrará el vehículo eléctrico y gestionará su demanda. Si este rol tiene que ser tan importante parece lógico pensar que sea la ciudadanía quien gobierne la energía producida y consumida. Esta gobernanza de la energía podrá hacerse de manera individual o colectiva, a través de cooperativas o administraciones locales (Cotarelo & Riutort, 2017)

El gobierno español con los recortes sobre las renovables y el Real Decreto 900/2015 que dificulta el autoconsumo, parece que se resista al cambio de modelo y a que éste sea más democrático. Sin embargo, el futuro será renovable y más democrático, porque hay motivos ambientales, sociales y económicos de peso, y así lo indican los vientos que vienen de Europa. En Alemania la potencia fotovoltaica instalada por la ciudadanía llega al 18% del total de fotovoltaica instalada (Fundación Energías Renovables, 2017), mientras que en el ámbito de la Unión Europea en las revisiones de las directivas del Mercado Eléctrico y de las Energías Renovables se reconocerá las “Energy Communities” como nuevo elemento del sistema.

Cotarelo, P., & Riutort, S. (2017). Energía local, democracia real: una reflexión sobre la democracia energética. Dossieres EsF24, 30–35.

European Comission. (2016). Clean energy for all Europeans.

Fundación Energías Renovables. (2017). Autoconsumo. Lecciones aprendidas en la Unión Europea.

Rifkin, J. (2012). The Third Industrial Revolution– How Lateral Power Is Transforming Energy, The Economy, and the World. World Future Review (World Future Society) (Vol. 4). Palgrave Macmillan. http://doi.org/978-0230341975

World Energy Council. (2016). Variable renewables integration in electricity systems: how to get it right. World Energy Perspectives 2016.